Qué es el baño turco

El baño de vapor, también llamado "baño turco", forma parte de la antigua tradición de los baños purificadores de los cuales también deriva la sauna.
Cuando en un ambiente el contenido de vapor es superior a la cantidad de agua presente en la epidermis, sobre la piel se forma una capa de humedad que aporta calor al cuerpo. La acción simultánea del vapor y del calor controlado favorece la circulación sanguínea linfática, diluye las toxinas y ayuda a su eliminación. .

LOS BENEFICIOS
El baño de vapor, por sus propiedades tonificantes y relajantes, es una de las mejores terapias para combatir el estrés y la tensión a la que estamos sometidos cotidianamente; asimismo es un agradable medio para mejorar el aspecto físico y una fuente de bienestar.
La dilatación de los poros producida por el calor, facilita la penetración del vapor y permite a la epidermis eliminar las impurezas, a la vez que le confiere luminosidad, elasticidad y suavidad. Aconsejado para todas las edades, es un excelente regulador de la presión y un indispensable instrumento terapéutico y preventivo para las afecciones de las vías respiratorias.